enfresitde

Recent Events

Universal Declaration

Pierre et Georgine De Grauw (F)

BOESPFLUG François, Pourquoi j'ai quitté l'Ordre et comment il m'a quitté, Éditions J.C. Béhar, 124 p., 15 €

« Hémorragie » : 3000 religieux et 650 prêtres partent chaque année. Gino Hoel

Muchos se hacen curas para tener nivel de vida, dignidad o categoría. José María Castillo

The Gospel Rather than Caesar; Anthony Padovano

Le bien-être et le mal-être des prêtres. Une enquête au diocèse de Liège (Belgique). Pierre Collet

Italia. Francesco visita sette ex preti sposati e le loro famiglie

Is Pope Francis campaigning for married priests ?

Un tiempo ambiguo pero esperanzador. Ramón Alario

France. Les abandons du ministère inquiètent dans l'église baptiste

Moceop

=> website

Nombre del grupo : MOCEOP (Movimiento pro Celibato Opcional).
Dirección oficial : Apartado de correos 467. ALBACETE. España. 
Enlace : Ramón Alario. c/ San Roque 17. 19171. CABANILLAS DEL CAMPO (Guadalajara. Españaà
+34 949332224. alario-s-ramon@hotmail.com
Página web : http://www.moceop.net 
Correo : moceop@ono.com

Fecha de fundación : diciembre de 1977.

Contexto, circunstancias y motivo de la fundación : intenciones que pusieron en marcha este grupo.

Un equipo de curas que atendían pastoralmente diferentes parroquias del barrio de Moratalaz (Madrid) , ante la situación creada por la opción de un compañero que decidió contraer matrimonio y que fue invitado por la comunidad parroquial a continuar ejerciendo el ministerio junto a ella, convocaron varias reuniones para reflexionar sobre la situación pastoral surgida tras este hecho.
Tras diferentes reuniones de reflexión, se decidieron a poner en marcha un grupo de reivindicación del celibato opcional.
Posteriormente, se fueron incorporando a este grupo otros curas de la diócesis madrileña. Al poco tiempo, pusieron en conocimiento del Cardenal Tarancón esta iniciativa y comenzaron a editar un boletín que comunicara sus reflexiones y reivindicaciones.
En etapas sucesivas, este movimiento fue conectando con otros grupos de diferentes diócesis españolas, que estaban viviendo situaciones similares, relacionadas con el matrimonio de los curas. Así, el movimiento-pro-celibato-opcional se fue extendiendo por toda la geografía española.
En su origen, por tanto, se encuetro un equipo pastoral de curas del barrio de Moratalaz (Madrid).

Situación jurídica.

En 1987 el movimiento se dio de alta como asociación civil, siendo reconocida como tal en enero de 1988, por el Ministerio del Interior.

Evolución posterior.

- Inicialmente (como queda escrito anteriormente) se trató de un grupo de curas en activo, con cargo pastoral.
- Posteriormente, se fue transformando en un movimiento donde tuvieron especial acogida y protagonismo curas que habían decidido contraer matrimonio.
- En etapas posteriores, se fue conectando cada vez más con grupos de la iglesia de base y con otros colectivos igualmente comprometidos en la transformación de la Iglesia y de la sociedad.
- Hoy existe una gran sintonía y contactos casi continuos con muchas redes de grupos que luchan por un cambio radical de la sociedad y de las iglesias.

Número de personas integradas.

Nunca nos ha preocupado en exceso el número de personas relacionadas y en sintonía con el movimiento-pro-celibato-opcional: hemos creído que la reivindicación era importante aunque sólo la hubieran hecho unos cuantos creyentes.
Sabemos, sin embargo, que son muchas, aunque no estén directamente comprometidas en las actividades del movimiento como tal.
Para nosotros, Moceop no busca prioritariamente que haya mucha gente asociada y que pague una cuota (no funcionamos con carnet ni con cuota): sino más bien queremos impulsar un movimiento, en sintonía y solidaridad con otros muchos creyentes, que propaga y defiende una forma radical de vivir en iglesia, más transformadora y replanteadora de los ministerios, más igualitaria y defensora de la corresponsabilidad entre los creyentes.
Desde esta perspectiva global, podemos concretar.

1.- Las personas directamente comprometidas con el movimiento, podríamos decir que no son ni han sido nunca muy numerosas.
2.- Personas en sintonía y conectadas con el movimiento, son bastantes más, como puede verse por la aceptación de nuestra revista Tiempo de Hablar-Tiempo de Actuar.
3.- La reivindicación planteada por Moceop tiene hoy una gran acogida entre los grupos de creyentes de base y sus planteamientos teológicos y eclesiológicos se han ganado un respeto en los diferentes ámbitos de la iglesia de base y progresista de España.

¿Se trata de un solo grupo o de una federación de grupos ?

Se trata de un solo movimiento que coordina y relaciona diferentes grupos repartidos por la geografía española : hay coincidencia en los objetivos generales y en los compromisos concretos ; aunque dentro de una gran libertad de funcionamiento.

Forma de coordinación

Cada grupo celebra sus reuniones por zonas: periódicamente se celebran también otras reuniones más amplias; y, cada tres años -más o menos- una asamblea o encuentro de toda España.

Estatutos. 

Propiamente no hay estatutos. Hay, por supuesto, unas líneas generales de pensamento teológico en torno a las que nos movemos y reflexionamos ; y unos objetivos y compromisos concretos de actuación, como aparecen enunciados más abajo. Aunque existen unos estatutos que hubo que presentar para darse de alta como asociación civil, en realidad son un mero trámite administrativo.

Encuentros : periodicidad.
1.- Cada grupo, según va estimando necesario.
2.- Por zonas, cada cierto tiempo : dos o tres veces al año.
3.- Reuniones-asambleas generales : una vez cada tres años, más o menos.

Contenido de esos encuentros.

1.- Comunicación de experiencias.
2.- Reflexión en torno a las experiencias presentadas.
3.- Celebraciones importantes del año litúrgico.
4.- Jornadas de profundización teológica.
5.- Encuentros abiertos con otros movimientos.

Publicación.

TIEMPO DE HABLAR-TIEMPO DE ACTUAR.

Inicialmente llamada TIEMPO DE HABLAR. En esa primera etapa se intentaba subrayar la necesidad y urgencia de dar razón y explicar lo que estaba pasando con los curas, exigir que el fenómeno de los curas casados no se silenciara : parecía suficiente decir : « Es tiempo de hablar ».
Posteriormente, se vio especialmente importante destacar que no era cuestión sólo de hablar sino de actuar : desde la convicción de que los derechos se reconquistan con el ejercicio y la práctica, y no sólo con la reivindicación teórica.
Se publican cuatro números cada año.

Objetivos y líneas de actuación

NUESTROS PRESUPUESTOS.

1. La dignidad de ser personas.

Queremos ser creyentes y personas que luchan por alcanzar la plenitud humana. La libertad para elegir estado y hogar y la trasmisión de la vida, como dones de Dios, son para nosotros derechos no sometidos a ninguna imposición de ley.

2. La Buena Noticia.

Queremos estar presentes en el mundo, como signo y como Buena Noticia.

3. Una Iglesia en marcha.

Nos sentimos elementos activos de una Iglesia que se va construyendo de continuo. La convocatoria de Jesús es viva, sorpresiva, incesantemente recreadora.

4. Pequeña comunidad de corresponsales.

Apostamos decididamente por la desclericalización. Queremos vivir la fe desde comunidades que quieren ser de iguales.

NUESTROS OBJETIVOS.

1. General. El Reino de Dios, posibilitado desde la evangelización, impulsado por comunidades de creyentes y vivido en germen dentro de ellas con una efectiva corresponsabilidad.

2. Específico. Colaborar intensamente, con las comunidades que ya lo están haciendo, en el replanteamiento de los ministerios en la comunidad : desclericalizar los ministerios.

3. Operativos.

- Hacernos presentes donde se hace y coordina la pastoral. Nuestra opción es por la vida, por el actuar. No se trata de traer gente a nuestro movimiento, sino de hacernos presentes donde las personas trabajan y reflexionan. Elegir como grupos de actuación aquellos  que priman el trabajo eclesial de base desde la perspectiva del sur : de la presencia en lo más tradicional e institucional ya se ocupan otros.
- Transmitir una ilusión real, un motivo serio de esperanza, porque ya existen grupos donde la Iglesia es cercana, no clerical, abierta al ser humano en todas sus dimensiones, plural, respetuosa, contagiadora de optimismo e ilusión por vivir en plenitud.
- Aportar nuestra experiencia personal y colectiva : es un derecho y una riqueza que ayuda a dinamizar una Iglesia muy proclive al ensimismamiento y a la inercia clerical.
- Acentuar con todas las personas que llegan hasta nosotros, creyentes o no, antiguos compañeros o compañeras, los aspectos de acogida, atención, ayuda, solidaridad y compartir.
- Reivindicar en cada caso que se presente, la no vinculación obligatoria de ningún ministerio a un sexo o estado de vida.
- Luchar por el reconocimiento de los derechos humanos dentro de las comunidades de creyentes en Jesús.

Acciones.

No existen actuaciones prefijadas de forma general : en cada momento se ha ido intentando responder a diferentes necesidades y desde diversas iniciativas.
En esa perspectiva general, libre y un tanto profética, ha habido de todo : cartas, manifestaciones, escritos enviados a diversas autoridades, participación en asambleas más generales, intervenciones en los medios de comunicación, etc.
Otra proyección importante ha sido la conexión y el apoyo a grupos similares de América Latina.

Relaciones y coordinación con otros grupos o federaciones.

Queda dicho anteriormente : conexión grupos de base como pueden ser « Iglesia de base », « Comunidades cristianas populares », « Congresos de Teología », « Foros de cristianos », « Justicia y Paz », « Grupos de acogida y encuentro », « Somos Iglesia », « Mujeres y Teología », etc. Últimamente, nos encontramos integrados en una red amplia de movimientos de iglesia de base, bajo el nombre de REDES CRISTIANAS.

++++++++++++++++++

Tras nuestra última asamblea general (El Espinar, 2007), tras un análisis detallado de la situación y de las expectativas del movimiento, nos describimos como aparece  a continuación.

Ésta es nuestra presentación, tal cual puede encontrarse en Tiempo de Hablar-Tiempo de Actuar.

Quiénes somos

Un grupo de creyentes en Jesús de Nazaret -surgido como movimiento hacia 1977 en torno al fenómeno de los curas casados y a las esperanzas de renovación originadas por el concilio Vaticano II- que reivindicamos que el celibato sea opcional.

Personas afectadas, más o menos directamente, por la ley del celibato (sólo el varón soltero puede acceder a desempeñar las tareas de presidencia de las comunidades católicas); y creyentes que  han sintonizado con esta reivindicación.

El aspecto reivindicativo (celibato opcional) fue el aglutinante inicial; la evolución posterior y la reflexión comunitaria nos han ayudado a ampliar  perspectivas.

Nos sentimos movimiento

Nuestra organización es mínima y funcional: lo que nos une son unas convicciones que consideramos básicas en nuestro caminar:
+  La vida como lugar prioritario de la acción de Dios.
+  La fe en Jesús como Buena Noticia para la humanidad.
+  La libertad y la creatividad de las comunidades de creyentes.
+  La pequeña comunidad como el entorno en que vivir  la comunión.
+ Los llamados “ministerios eclesiales” como servicios a las personas y a las comunidades; nunca como un poder al margen ni por encima de ellas.

Éstas son hoy nuestras coordenadas

+ La transformación de nuestra Tierra en un mundo más humano y solidario (Reino de Dios) nos importa más que los entornos eclesiásticos. Las causas justas: ecología, solidaridad, pacifismo, derechos humanos. El Evangelio como Buena Noticia: ilusión, esperanza, sentido de la vida.

+ Somos iglesia y queremos vivir en ella de otra forma: comunidad de creyentes  en construcción y al servicio de las grandes causas del ser humano; en búsqueda, en solidaridad y en igualdad.

+ No queremos construir algo paralelo ni en confrontación con la iglesia: somos una parte de ella, en comunión. Buscamos la colaboración con otros colectivos de creyentes (Redes Cristianas), para compartir y celebrar nuestra fe.

Apostamos por

- Ser acogedores y acompañar a quienes se sienten excluidos y perseguidos
- Plantear alternativas, con hechos, a la actual involución eclesiástica.
- Defender que la comunidad está por delante del clérigo.
- Favorecer por cualquier medio la opinión pública y la participación en la iglesia.
- Defender que la persona es siempre más importante que la ley.
- Colaborar con otros grupos de base que luchan contra la exclusión.
- Defender que los ministerios no deben estar vinculados ni a un género ni a un estado.
- Estar cada vez más abiertos a las luchas por la justicia y la solidaridad.
- Cuestionar cuanto sea necesario en búsqueda de la coherencia con el Evangelio.
- Buscar juntos y con quienes deseen buscar: clarificarnos, vivir, compartir.
- Aportar, desde nuestras convicciones, cauces para la vivencia de la fe.
- Servir de referente para quienes viven la fe desde la frontera.
- Valorar lo secular: participar en asociaciones que creen ciudadanía.

 


Nombre del grupo : MOCEOP (Movimiento pro Celibato Opcional).
Dirección oficial : Apartado de correos 467. ALBACETE. España. 
Enlace : Ramón Alario. c/ San Roque 17. 19171. CABANILLAS DEL CAMPO (Guadalajara. Españaà
+34 949332224. alario-s-ramon@hotmail.com
Página web : http://www.moceop.net 
Correo : moceop@ono.com

Fecha de fundación : diciembre de 1977.

Contexto, circunstancias y motivo de la fundación : intenciones que pusieron en marcha este grupo.

Un equipo de curas que atendían pastoralmente diferentes parroquias del barrio de Moratalaz (Madrid) , ante la situación creada por la opción de un compañero que decidió contraer matrimonio y que fue invitado por la comunidad parroquial a continuar ejerciendo el ministerio junto a ella, convocaron varias reuniones para reflexionar sobre la situación pastoral surgida tras este hecho.
Tras diferentes reuniones de reflexión, se decidieron a poner en marcha un grupo de reivindicación del celibato opcional.
Posteriormente, se fueron incorporando a este grupo otros curas de la diócesis madrileña. Al poco tiempo, pusieron en conocimiento del Cardenal Tarancón esta iniciativa y comenzaron a editar un boletín que comunicara sus reflexiones y reivindicaciones.
En etapas sucesivas, este movimiento fue conectando con otros grupos de diferentes diócesis españolas, que estaban viviendo situaciones similares, relacionadas con el matrimonio de los curas. Así, el movimiento-pro-celibato-opcional se fue extendiendo por toda la geografía española.
En su origen, por tanto, se encuetro un equipo pastoral de curas del barrio de Moratalaz (Madrid).

Situación jurídica.

En 1987 el movimiento se dio de alta como asociación civil, siendo reconocida como tal en enero de 1988, por el Ministerio del Interior.

Evolución posterior.

- Inicialmente (como queda escrito anteriormente) se trató de un grupo de curas en activo, con cargo pastoral.
- Posteriormente, se fue transformando en un movimiento donde tuvieron especial acogida y protagonismo curas que habían decidido contraer matrimonio.
- En etapas posteriores, se fue conectando cada vez más con grupos de la iglesia de base y con otros colectivos igualmente comprometidos en la transformación de la Iglesia y de la sociedad.
- Hoy existe una gran sintonía y contactos casi continuos con muchas redes de grupos que luchan por un cambio radical de la sociedad y de las iglesias.

Número de personas integradas.

Nunca nos ha preocupado en exceso el número de personas relacionadas y en sintonía con el movimiento-pro-celibato-opcional: hemos creído que la reivindicación era importante aunque sólo la hubieran hecho unos cuantos creyentes.
Sabemos, sin embargo, que son muchas, aunque no estén directamente comprometidas en las actividades del movimiento como tal.
Para nosotros, Moceop no busca prioritariamente que haya mucha gente asociada y que pague una cuota (no funcionamos con carnet ni con cuota): sino más bien queremos impulsar un movimiento, en sintonía y solidaridad con otros muchos creyentes, que propaga y defiende una forma radical de vivir en iglesia, más transformadora y replanteadora de los ministerios, más igualitaria y defensora de la corresponsabilidad entre los creyentes.
Desde esta perspectiva global, podemos concretar.

1.- Las personas directamente comprometidas con el movimiento, podríamos decir que no son ni han sido nunca muy numerosas.
2.- Personas en sintonía y conectadas con el movimiento, son bastantes más, como puede verse por la aceptación de nuestra revista Tiempo de Hablar-Tiempo de Actuar.
3.- La reivindicación planteada por Moceop tiene hoy una gran acogida entre los grupos de creyentes de base y sus planteamientos teológicos y eclesiológicos se han ganado un respeto en los diferentes ámbitos de la iglesia de base y progresista de España.

¿Se trata de un solo grupo o de una federación de grupos ?

Se trata de un solo movimiento que coordina y relaciona diferentes grupos repartidos por la geografía española : hay coincidencia en los objetivos generales y en los compromisos concretos ; aunque dentro de una gran libertad de funcionamiento.

Forma de coordinación

Cada grupo celebra sus reuniones por zonas: periódicamente se celebran también otras reuniones más amplias; y, cada tres años -más o menos- una asamblea o encuentro de toda España.

Estatutos. 

Propiamente no hay estatutos. Hay, por supuesto, unas líneas generales de pensamento teológico en torno a las que nos movemos y reflexionamos ; y unos objetivos y compromisos concretos de actuación, como aparecen enunciados más abajo. Aunque existen unos estatutos que hubo que presentar para darse de alta como asociación civil, en realidad son un mero trámite administrativo.

Encuentros : periodicidad.
1.- Cada grupo, según va estimando necesario.
2.- Por zonas, cada cierto tiempo : dos o tres veces al año.
3.- Reuniones-asambleas generales : una vez cada tres años, más o menos.

Contenido de esos encuentros.

1.- Comunicación de experiencias.
2.- Reflexión en torno a las experiencias presentadas.
3.- Celebraciones importantes del año litúrgico.
4.- Jornadas de profundización teológica.
5.- Encuentros abiertos con otros movimientos.

Publicación.

TIEMPO DE HABLAR-TIEMPO DE ACTUAR.

Inicialmente llamada TIEMPO DE HABLAR. En esa primera etapa se intentaba subrayar la necesidad y urgencia de dar razón y explicar lo que estaba pasando con los curas, exigir que el fenómeno de los curas casados no se silenciara : parecía suficiente decir : « Es tiempo de hablar ».
Posteriormente, se vio especialmente importante destacar que no era cuestión sólo de hablar sino de actuar : desde la convicción de que los derechos se reconquistan con el ejercicio y la práctica, y no sólo con la reivindicación teórica.
Se publican cuatro números cada año.

Objetivos y líneas de actuación

NUESTROS PRESUPUESTOS.

1. La dignidad de ser personas.

Queremos ser creyentes y personas que luchan por alcanzar la plenitud humana. La libertad para elegir estado y hogar y la trasmisión de la vida, como dones de Dios, son para nosotros derechos no sometidos a ninguna imposición de ley.

2. La Buena Noticia.

Queremos estar presentes en el mundo, como signo y como Buena Noticia.

3. Una Iglesia en marcha.

Nos sentimos elementos activos de una Iglesia que se va construyendo de continuo. La convocatoria de Jesús es viva, sorpresiva, incesantemente recreadora.

4. Pequeña comunidad de corresponsales.

Apostamos decididamente por la desclericalización. Queremos vivir la fe desde comunidades que quieren ser de iguales.

NUESTROS OBJETIVOS.

1. General. El Reino de Dios, posibilitado desde la evangelización, impulsado por comunidades de creyentes y vivido en germen dentro de ellas con una efectiva corresponsabilidad.

2. Específico. Colaborar intensamente, con las comunidades que ya lo están haciendo, en el replanteamiento de los ministerios en la comunidad : desclericalizar los ministerios.

3. Operativos.

- Hacernos presentes donde se hace y coordina la pastoral. Nuestra opción es por la vida, por el actuar. No se trata de traer gente a nuestro movimiento, sino de hacernos presentes donde las personas trabajan y reflexionan. Elegir como grupos de actuación aquellos  que priman el trabajo eclesial de base desde la perspectiva del sur : de la presencia en lo más tradicional e institucional ya se ocupan otros.
- Transmitir una ilusión real, un motivo serio de esperanza, porque ya existen grupos donde la Iglesia es cercana, no clerical, abierta al ser humano en todas sus dimensiones, plural, respetuosa, contagiadora de optimismo e ilusión por vivir en plenitud.
- Aportar nuestra experiencia personal y colectiva : es un derecho y una riqueza que ayuda a dinamizar una Iglesia muy proclive al ensimismamiento y a la inercia clerical.
- Acentuar con todas las personas que llegan hasta nosotros, creyentes o no, antiguos compañeros o compañeras, los aspectos de acogida, atención, ayuda, solidaridad y compartir.
- Reivindicar en cada caso que se presente, la no vinculación obligatoria de ningún ministerio a un sexo o estado de vida.
- Luchar por el reconocimiento de los derechos humanos dentro de las comunidades de creyentes en Jesús.

Acciones.

No existen actuaciones prefijadas de forma general : en cada momento se ha ido intentando responder a diferentes necesidades y desde diversas iniciativas.
En esa perspectiva general, libre y un tanto profética, ha habido de todo : cartas, manifestaciones, escritos enviados a diversas autoridades, participación en asambleas más generales, intervenciones en los medios de comunicación, etc.
Otra proyección importante ha sido la conexión y el apoyo a grupos similares de América Latina.

Relaciones y coordinación con otros grupos o federaciones.

Queda dicho anteriormente : conexión grupos de base como pueden ser « Iglesia de base », « Comunidades cristianas populares », « Congresos de Teología », « Foros de cristianos », « Justicia y Paz », « Grupos de acogida y encuentro », « Somos Iglesia », « Mujeres y Teología », etc. Últimamente, nos encontramos integrados en una red amplia de movimientos de iglesia de base, bajo el nombre de REDES CRISTIANAS.

++++++++++++++++++

Tras nuestra última asamblea general (El Espinar, 2007), tras un análisis detallado de la situación y de las expectativas del movimiento, nos describimos como aparece  a continuación.

Ésta es nuestra presentación, tal cual puede encontrarse en Tiempo de Hablar-Tiempo de Actuar.

Quiénes somos

Un grupo de creyentes en Jesús de Nazaret -surgido como movimiento hacia 1977 en torno al fenómeno de los curas casados y a las esperanzas de renovación originadas por el concilio Vaticano II- que reivindicamos que el celibato sea opcional.

Personas afectadas, más o menos directamente, por la ley del celibato (sólo el varón soltero puede acceder a desempeñar las tareas de presidencia de las comunidades católicas); y creyentes que  han sintonizado con esta reivindicación.

El aspecto reivindicativo (celibato opcional) fue el aglutinante inicial; la evolución posterior y la reflexión comunitaria nos han ayudado a ampliar  perspectivas.

Nos sentimos movimiento

Nuestra organización es mínima y funcional: lo que nos une son unas convicciones que consideramos básicas en nuestro caminar:
+  La vida como lugar prioritario de la acción de Dios.
+  La fe en Jesús como Buena Noticia para la humanidad.
+  La libertad y la creatividad de las comunidades de creyentes.
+  La pequeña comunidad como el entorno en que vivir  la comunión.
+ Los llamados “ministerios eclesiales” como servicios a las personas y a las comunidades; nunca como un poder al margen ni por encima de ellas.

Éstas son hoy nuestras coordenadas

+ La transformación de nuestra Tierra en un mundo más humano y solidario (Reino de Dios) nos importa más que los entornos eclesiásticos. Las causas justas: ecología, solidaridad, pacifismo, derechos humanos. El Evangelio como Buena Noticia: ilusión, esperanza, sentido de la vida.

+ Somos iglesia y queremos vivir en ella de otra forma: comunidad de creyentes  en construcción y al servicio de las grandes causas del ser humano; en búsqueda, en solidaridad y en igualdad.

+ No queremos construir algo paralelo ni en confrontación con la iglesia: somos una parte de ella, en comunión. Buscamos la colaboración con otros colectivos de creyentes (Redes Cristianas), para compartir y celebrar nuestra fe.

Apostamos por

- Ser acogedores y acompañar a quienes se sienten excluidos y perseguidos
- Plantear alternativas, con hechos, a la actual involución eclesiástica.
- Defender que la comunidad está por delante del clérigo.
- Favorecer por cualquier medio la opinión pública y la participación en la iglesia.
- Defender que la persona es siempre más importante que la ley.
- Colaborar con otros grupos de base que luchan contra la exclusión.
- Defender que los ministerios no deben estar vinculados ni a un género ni a un estado.
- Estar cada vez más abiertos a las luchas por la justicia y la solidaridad.
- Cuestionar cuanto sea necesario en búsqueda de la coherencia con el Evangelio.
- Buscar juntos y con quienes deseen buscar: clarificarnos, vivir, compartir.
- Aportar, desde nuestras convicciones, cauces para la vivencia de la fe.
- Servir de referente para quienes viven la fe desde la frontera.
- Valorar lo secular: participar en asociaciones que creen ciudadanía.